Servicio de Comedor y actividades del mediodía

El espacio y el momento del comedor son muy importantes durante el periodo de formación del alumno, ya que permiten una mejor convivencia escolar y mucha más incidencia educativa. La consideración del comedor como un espacio educativo permite conocer y trabajar con profundidad todo lo que tiene lugar durante las comidas, como la educación de los buenos modales en la mesa o los hábitos alimenticios.

Desde que los niños empiezan a caminar, a Educación Infantil, se trabajan diferentes aspectos de la vida práctica y la autonomía personal, como poner y quitar la mesa, limpiar su espacio o servirse la comida. Durante la Educación Primaria, además, se trabajan los buenos modales en la mesa y el componente social. Además, los alumnos intervienen en la gestión del comedor y la organización. En la Educación Secundaria, los chicos colaboran en el seguimiento y cumplimiento de las obligaciones de sus compañeros, y trabajan y consolidan aspectos relacionados con la alimentación y la nutrición.

El espacio de tiempo de después de comer se complementa, según la etapa, con actividades diversas extracurriculares como el violín, la lengua alemana y la educación física, los trabajos en el huerto y la granja, deportes y juegos tradicionales variados, tareas de participación en las Ocupaciones de Servicio y de Producción o, en el caso de Educación Infantil, el descanso. Todas las actividades están guiadas por el equipo docente de cada etapa.

Ampliar contenido

El Servicio de comedor del Colegio y el hecho de que los alumnos no tengan que desplazarse, favorece que puedan aprovechar este espacio de tiempo para cultivar la relación interpersonal y participar en la amplia gama de actividades voluntarias que hay programadas después de comer, tales como teatro, música, actividades artísticas o deportivas, entre otras.

Además, el Montessori-Palau lleva a la práctica la consideración del comedor como un espacio educativo, ya que en todas las etapas es el mismo profesorado y tutores que se hacen cargo de planificar actividades educativas durante el tiempo de comida. Esto permite conocer y trabajar con profundidad todo lo que tiene lugar durante las comidas, como la educación de los buenos modales en la mesa o los hábitos alimenticios. Practicar la dieta sana cada día, les permite interiorizar las cualidades de la comida saludable e integrarlo como un hecho natural en su desarrollo y en su formación.

Ya desde que empiezan a caminar, en la etapa de Educación Infantil, en el momento del comedor se aprovecha para trabajar diferentes aspectos de la vida práctica, como poner y quitar la mesa o limpiar su espacio y por lo tanto, trabajar la autonomía personal, el perfeccionamiento del movimiento y todo lo que deriva de desarrollo emocional. Además, se fomenta la educación de la responsabilidad y de la sensibilidad hacia el medio ambiente, a partir del reciclaje de los desechos.

Durante la Educación Primaria, además, se trabajan los buenos modales en la mesa y el componente social y los alumnos intervienen en la gestión del comedor y en los contenidos de nutrición.

En la Educación Secundaria los alumnos colaboran en el seguimiento y cumplimiento de las obligaciones de sus compañeros y trabajan y consolidan aspectos relacionados con la alimentación y la nutrición.

El comedor se considera un espacio educativo

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que lo aceptas.
Aceptar Más información