El legado de la etapa

Una vez el alumno finaliza la vida escolar a los 18 años, está preparado para la vida con unas capacidades que la Metodología Montessori enfatiza, tales como: la capacidad para plantearse metas, la toma de decisiones, la mejora continua, la curiosidad para aprender con un interés por mejorar la sociedad y el medio ambiente, además de las habilidades para trabajar en equipo y de liderazgo. 

 

 



Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que lo aceptas.
Aceptar Más información